La urología es la especialidad medico quirúrgica que se encarga del estudio y tratamiento de enfermedades del tracto urinario tanto de hombres como de mujeres, y de alteraciones del aparato genital masculino.

Es muy importante dar a conocer que la urología es una especialidad mixta, tanto para hombres como para mujeres ya que por definición general se piensa que el urólogo es para el hombre lo que el ginecólogo para la mujer, no siendo realmente así ya que muchos procesos de resolución medica o quirúrgica afectan por igual a ambos sexos, como son las infecciones de vías urinarias de repetición, las piedras en la vía urinaria, la incontinencia urinaria entre otros por lo que es importante dejar de considerar a la urología como una especialidad exclusiva para el barón aunque definitivamente la mayoría de procesos sean en atención al paciente masculino.

Características de la Urología

Las características propias de la especialidad se centran en la atención de procesos médicos en la totalidad de la vía urinaria, desde el riñón, pasando por los uréteres, vejiga, próstata, uretra e involucra anexos, como lo son conductos deferentes, vesículas seminales, testículos, epidídimo entre otros.
Por el origen y forma de las alteraciones urinarias algunas son de resolución quirúrgica, siendo una especialidad resolutiva atendiendo problemas como litiasis renal o piedras de la vía urinaria, incontinencia urinaria masculina y femenina, colocación de mallas para incontinencia, tumores de la vía urinaria por ejemplo cáncer de próstata, cáncer de riñón, cáncer de vejiga, entre otros.

La valoración urológica es muy amplia y variada dependiendo del tipo y situación clínica y el contexto medico de la consulta; por ejemplo, un motivo de consulta usual son las enfermedades de transmisión sexual, las cuales comprenden diferentes tipos en diferentes grupos que afectan en aparato sexual en diferentes formas y muchas de ellas son dermatológicas, por lo que una adecuada revisión del área genital es muy importante para ello a fin de realizar un adecuado diagnostico que desenlace en un tratamiento exitoso.

Enfermedades Urológicas

Otro tipo muy común de problema son las enfermedades testiculares y del cordón espermático en varones, las cuales incluyen procesos infecciosos e inflamatorios como epididimitis, orquitis, quistes de epidídimo y el varicocele que en si es una dilatación del plexo venoso que drena el testículo y que se puede considerar de forma coloquial como varices escrotales o testiculares, siendo un problema muy frecuente, de fácil valoración y que afecta a muchísimas personas sin siquiera saberlo pudiendo dicho problema alterar la cantidad y calidad de espermatozoides y de forma secundaria la posibilidad de concebir familia.

Otro proceso que afecta mucho la calidad de vida de las mujeres son las infecciones de vías urinarias de repetición y la incontinencia urinaria, de la cual se desglosan muchos tipos con tratamientos y abordajes diferentes dependiendo la situación.

Un proceso que es extremadamente frecuente en nuestro medio y que tiene que ver con muchísimos factores de riesgo tanto laborales como de estilo de vida son las piedras de la via urinaria, con muchos y distintos tratamientos para cada tipo de persona y situación ya que hablando de esta enfermedad propiamente dicha siempre existen trajes a la medida dependiendo de muchos y muy diversos factores, siendo muy importante pues un proceso de este tipo mal tratado puede llevar alteraciones de origen nefrológico que requieran tratamiento especializado por otras vías.

Una enfermedad que afecta mucho a todos los varones y que causa mucha preocupación es la próstata, que varia en sus afecciones a través de distintas edades y síntomas en procesos infecciosos e inflamatorios (prostatitis); hiperplasia benigna de próstata o crecimiento prostático que puede llegar a afectar mucho la calidad de vida de una persona y crear complicaciones a grado importante, y el cáncer de próstata que es un problema muy común en nuestro medio con un alto impacto en la vida de los varones; todos estos procesos con síntomas y signos diferentes pudiendo coexistir y traslaparse unos con otros.

En la urología existen diferentes tipos y medios de estudio, desde la revisión clínica que sigue siendo piedra fundamental del diagnostico y tratamiento de enfermedades, pasando por estudios avanzados y herramientas diagnosticas de alta precisión como el ultrasonido de la vía urinaria, la tomografía computarizada, la resonancia magnética, el gammagrama óseo, estudios completos y marcadores como el antígeno prostático especifico, examen general de orina, entre muchos otros.

¿Cómo prevenir las enfermedades urológicas?

La prevención en este grupo de enfermedades que se presentan a lo largo de la vida de la gran mayoría de las personas es fundamental pues el mejor tratamiento siempre es la prevención; una revisión a tiempo puede evitar tratamientos mayores a futuro y conlleva una mejor calidad de vida y tranquilidad para la persona y la familia como nucleo de la sociedad.