¿Qué son las terapias de reemplazo renal ó sustitutivas de la función renal?

Son aquellas terapias que suplen las funciones que tus riñones enfermos no pueden hacer (eliminar toxinas y liquidos del cuerpo) y son tres las terapias conocidas como Hemodiálisis, Diálisis Peritoneal y Trasplante Renal.

¿En que consisten las tres terapias de reemplazo renal?

Hemodiálisis

Es un tratamiento que literalmente consiste en “limpiar o lavar la sangre”. Esto se logra eliminando de la sangre y del cuerpo toxinas (urea, creatinina, etc) y líquidos que se encuentran en exceso, a través de un filtro dializador y una máquina de hemodiálisis que también se conoce como riñón artificial.

Para lograr este objetivo se requiere de un catéter venoso o también llamado acceso vascular que puede ser temporal (Catéter Mahurkar) , semipermanente (Catéter Perm Cath) o permanente (Fístula Arteriovenosa o Injerto Arteriovenoso) y que en cualquiera de los casos, estos accesos vasculares tienen dos vías (arterial y venosa), por donde la primera vía (arterial) sale la sangre del cuerpo del paciente hacia el filtro dializador y la máquina Hemodiálisis y por la segunda vía (venosa) se regresa la sangre ya limpia al cuerpo del paciente.

Diálisis Peritoneal

Es un procedimiento que consiste en introducir un líquido especial de diálisis (liquido libre de toxinas) a la cavidad intrabdominal o también llamado peritoneal, utilizando el peritoneo como membrana semipermeable mediante el cual se logra filtrar y limpiar la sangre, y una vez pasado un tiempo determinado todas las toxinas y líquidos en exceso del cuerpo son depositados en este liquido que finalmente se drena y de esta forma se logra constantemente mantener al cuerpo con niveles bajos de toxinas. Para lograr este objetivo se requiere de un catéter especial llamado catéter de tenckhoff que se implanta en la pared abdominal hacia la cavidad peritoneal.

Trasplante Renal

Es un procedimiento que consiste en colocar un riñón sano proveniente de un donador vivo o fallecido al paciente con insuficiencia renal crónica. Este riñón único cumple con todo el trabajo que sus dos riñones fallidos no pueden hacer.

En el caso de un donador vivo, usted puede recibir un riñón de un miembro de su familia o algunas veces el donante es el cónyuge o un amigo y este es el protocolo que se realiza con mayor rapidez. En el caso de un donante cadáver es más tardado debido a que al no haber suficiente número de donantes de cadáver para todas las personas que necesitan trasplante, se tiene que llevar una lista de espera por el Centro Nacional de Trasplante (CENATRA).

La donación de un riñón de un familiar (Trasplante de donador vivo relacionado) o de un cadáver (trasplante de cadáver) hará recuperar la función renal de forma total al paciente, es por esto que esta terapia sustitutiva renal se considera como la CURACIÓN de la insuficiencia renal crónica. Sin embargo es necesario mencionar que para mantener en condiciones óptimas la función del injerto renal o evitar rechazarlo, se debe tomar de por vida medicamentos especiales llamados Inmunosupresores, los cuales se caracterizan por bajar las defensas del organismo por lo que se debe tener cuidados especiales para evitar complicaciones infecciosas que pueden ser prevenibles.